El refranero castellano

Hoy me he dicho voy a hablar de los refranes que creo que los tenemos un poco olvidados, los refranes por lo menos en mi vida han estado presentes, tanto por mis abuelos como por mis padres los he oído de forma continua en mi casa. Hoy en día apenas los escucho y me invade una tristeza enorme no nos damos cuenta que los refranes son un legado que nos han dejado nuestros antepasados, gran sabiduría escondida en dichos populares que apenas si escuchamos. Hoy en día estamos más pendientes de las nuevas tecnologías, internet nos tiene por completo absorbidos y no sabemos vivir sin él, lejos de utilizarlo para cosas de provecho los jóvenes lo usan para ligar en las redes sociales en vez de aprender cosas nuevas. Lo que más tristeza me da es que las nuevas generaciones los más pequeños son los que tampoco se escapan las modernidades que nos invaden no dejan que nuestros hijos vean más allá de lo que vienen siendo los teléfonos móviles.

Hoy cuando ha venido mi hija del cole ha traído un trabajo de lengua que hablaba de los refranes, en el ejercicio venían algunos refranes de los más oídos y debía buscar el significado de los mismos es entonces cuando sin pensarlo he buscado los refranes en internet y visitando este enlace es que he encontrado una página que me ha encantado ya que en ella se encuentran un montón de refranes conocidos y otros menos con su significado. Que de menos echaba leer a quien madruga Dios le ayuda, o no por mucho madrugar amanece más temprano, o oveja que bala pierde bocado, o en boca cerrada no entran moscas, seguro que según los estáis leyendo os vienen a la mente como a mí un montón de recuerdos de cuando éramos niñas. La verdad que dicen que las infancias felices son las que nunca se olvidan, y que las recordamos por siempre, cuando en una casa solo hay amor y respeto todo se memoriza mejor ya que aunque haya otro refrán que dice que la letra con sangre entra para nada debemos tomarlo al pie de la letra porque en mi caso con mucho cariño he aprendido muchas cosas sin necesidad de castigos. Espero y deseo que no se pierda este afán de mandar deberes sobre los refranes ya que aparte de enseñar a nuestros hijos un gran legado de nuestros antepasados enseñaremos parte de la sabiduría que sin duda esconde cada uno de ellos.

Deja un comentario