Platos Exóticos Para Una Noche Romántica

¿Se acerca un día especial con tu pareja? ¿Y aún no sabes que prepararás? ¿Tienes en mente preparar algo diferente, quizá exótico o afrodisiaco? ¿Estás planeando una cena romántica?

En el presente post, te daremos algunas alternativas para que puedas preparar ese día tan especial.

Hummus

¿Ya habías oído de este plato? Seguramente que sí, pero aún no lo preparaste, esta es la oportunidad de que lo hagas y sorprendas a tu amado. Pero, ¿En qué consiste el hummus? Es nada más, un puré hecho a base de garbanzos, este plato es típico de Libia. Contiene: Garbanzos, pimentón, zumo de limón (no excesivamente) y aceite de oliva, todo mezclado en una batidora, puedes acompañarlos con bastoncitos de zanahoria, naan o pan pita.

Tagine

Es un plato típico de Marruecos, acompañados en ocasiones elegantes y sofisticadas, necesitarás conos de barro y mucha paciencia, ya que te llevará alrededor de 4 horas cocer toda la combinación de verduras que entra en este plato, ya verás que, con este plato, dejarás embriagado a esa persona especial, ya partirá de tu creatividad los complementos, como la música, tu ropa y otros.

Juane

Juane, es uno de los platos más conocidos de la selva peruana, consiste en arroz, huevo, carne de pollo, especias y su gustas puedes acompañarlo de yuca, donde se envolvería en una hoja de bijao y posteriormente hacerlo cocer.

Som Tam

Si no dispones mucho y tiempo o simplemente no te gusta complicarte en la cocina, pero, quieres sorprender a tu pareja, te recomiendo que prepares som tam, un plato exótico y delicioso, consiste en la típica ensalada tailandesa, con los siguientes ingredientes: gambitas secas, salsa de pescado o si prefieres azúcar de palma y papaya.

Cupcakes de ambrosia

Aquí te tengo una propuesta diferente, no puede faltar un delicioso postre, hecho a base de frutas, como la piña, el plátano, coco o mango, ambos quedarán satisfechos con este bocadillo.

Espero que estas alternativas sean de tu agrado y puedas disfrutarlas a lado de tu pareja.

Y si deseas encontrar más recetas culinarias para la cocina y concejos de cocina, no olvides seguir visitando este sitio

Salsa barbacoa, el condimento más popular

No sabemos con seguridad si alguien puede hacerse adicto a la salsa barbacoa, como tampoco a la mayonesa ni al kétchup, pero sí es cierto que algunas personas le ponen de estas salsas a todo. Bocadillos, pizzas, fritos, rebozados, arroces, carnes y pescados suelen ser los platos que admiten estas salsas de uso internacional y para todos los públicos. De hecho, aunque todo el mundo sepa cómo se elaboran en casa –muchos jamás lo intentarían-, la realidad es que se compran en el supermercado siempre porque el sabor ya es de sobra conocido por todos, con muy pequeñas variaciones de unas marcas comerciales a otras.

Y es en este segmento de las salsas comerciales donde este condimento ha aumentado el número de referencias para que nadie tenga que recurrir obligatoriamente al restaurante de costillas asadas, plato tradicional norteamericano por excelencia que se ha exportado con éxito en toda Europa. Y el ingrediente que destaca en este popular preparado de carne de cerdo asada, concretamente las costillas, es la salsa bbq. Sin ella, no sería lo mismo.

Desde que hizo su aparición de la mano de restaurantes especializados que conquistaron la gastronomía popular española, esta salsa comenzó a ser conocida. De singular sabor nada comparable al resto, es cierto que combina a la perfección con las carnes asadas, pero también con la pizza, los fritos y rebozados y las patatas y verduras.

Es picante pero también dulzona y ahumada, con un color más oscuro que la salsa de tomate o de kétchup de la que muchos dicen que toma su base para componer la salsa definitiva. El sabor es inconfundible y eso le hace tener fieles seguidores pero también detractores sobre todo en el público infantil pero no en exclusiva, ya que no deja indiferente a nadie por su paladar robusto.

Así pues, la salsa barbacoa se fue haciendo un hueco en la gastronomía del todo el mundo en platos tan populares como la pizza, siendo en la actualidad una de las versiones más típicas. Por ello este condimento ya se encuentra en los lineales de todos los supermercados en varios formatos incluido el de hostelería.